CPIC

EnglishPortugu锚sEspa帽ol

Masa t茅rmica en viviendas

La secci贸n 鈥淚nnovaciones鈥 de Revista CPIC N潞 457 propone a sus lectores la nota 鈥淢asa T茅rmica en Viviendas鈥, extracto de un interesante libro producido por el Instituto del Cemento Portland Argentino (ICPA). En el mismo se brindan alcances del correcto empleo de los cerramientos para arribar a un confortable acondicionamiento t茅rmico interior.

鈥淒urante muchos a帽os, mejorar el rendimiento t茅rmico de la envolvente de un edificio significaba, principalmente, mantener los valores de transmitancia t茅rmica (K) de los elementos opacos y transparentes lo m谩s bajos posible (Aste et al., 2009), como lo muestran los altos niveles de aislaci贸n t茅rmica de los denominados edificios de bajo consumo energ茅tico.

En climas fr铆os, la reducci贸n de la demanda energ茅tica de los edificios se obtiene incrementando la resistencia t茅rmica (R) de la envolvente mediante la incorporaci贸n de aislaci贸n t茅rmica (Kaynakli, 2012). Este enfoque todav铆a se refleja en algunas regulaciones y normativas nacionales sobre el ahorro de energ铆a en los edificios, donde se limita solamente el valor de K.

Durante los 煤ltimos a帽os, fue creciendo en importancia la idea de que es imposible dise帽ar edificios energ茅ticamente eficientes utilizando un enfoque basado, exclusivamente, en el nivel de aislaci贸n de la envolvente (Feng, 2004; Kosny et al., 2001), puesto que no se consideran los efectos din谩micos de los materiales.

Por ejemplo, dos muros con id茅ntica resistencia t茅rmica, pero hechos de distintos materiales, muestran una distribuci贸n de temperatura interior muy diferente, dependiendo la ubicaci贸n y masa t茅rmica de sus capas constitutivas.

Esto se debe a que la resistencia y transmitancia t茅rmicas son, en realidad, representaciones simplificadas en estado (cuasi) estacionario de la transferencia de calor de la envolvente edilicia, por lo que no tienen en cuenta el comportamiento din谩mico de dicha envolvente.

En rigor, la transferencia de calor en la envolvente es din谩mica, debido a la variabilidad clim谩tica y al aporte de los usuarios, factores los cuales cambian constantemente a lo largo del d铆a.

En esta situaci贸n din谩mica, la masa t茅rmica de los elementos no s贸lo es una resistencia al flujo de calor, sino que tambi茅n, puede absorber, acumular y devolver el calor al ambiente, dependiendo de la diferencia de temperatura existente respecto del entorno. Por ello se dice que la masa t茅rmica es capaz de moderar la amplitud t茅rmica interior.

Estructuras pesadas como la mamposter铆a de las paredes pueden ser, bajo ciertas condiciones clim谩ticas, hasta un 60% m谩s efectivas para retardar el flujo de calor en relaci贸n a lo indicado por los valores de transmitancia K en estado estacionario鈥.

Puede accederse al texto completo ingresando en nuestra Revista CPIC N潞 457, en el este link.